CHAVEZ, EL PRESIDENTE INVICTO.

Miguel Ángel Sandoval

Guatemala

Ganó todas las elecciones en que participo y cada vez con apoyos mayores. La última en octubre pasado para su reelección, luego de una campaña extraordinaria en la que venció con mayoría absoluta. Murió invicto. Y nos lego como proyecto la Revolución Bolivariana.

Con su primera elección inicio un recorrido impresionante. Nos hizo ver que las constituciones podían ser utilizadas en beneficio popular y no solamente de elites. Demostró que la renta petrolera y  de otros recursos naturales, podía utilizarse para el desarrollo de su país y no para las trasnacionales y la especulación financiera global. Con esa política,  la lucha por la soberanía se extendió, hasta convertirse en un hecho cotidiano en varios países del continente.

Aporto a la cooperación sur-sur, con el impulso del ALBA que demostró que se podía impulsar la cooperación sin competencia, haciendo de las fortalezas de cada país la base de esa relación entre iguales,  contrario a la política impulsada por Estados Unidos, vía los tratados comerciales sobre la base de una competencia despiadada entre desiguales.

Luego del derrumbe de los países del este, con todos sus efectos negativos en los sectores populares y revolucionarios,  dio paso a una nueva visión de la agenda igualitaria al plantear el socialismo del siglo XXI, sin los viejos errores y actualizando la utopía planetaria de un mundo mejor, sin explotados, sin la ley del más fuerte. Con esta propuesta y la práctica en el Alba, su gobierno y su prédica se convirtieron en la antítesis del neoliberalismo en toda la región y mas allá.

Recupero la solidaridad como principio y de ello dan cuenta los miles de beneficiarios de la operación Milagro que devolvió la vista a miles de gentes en países como el nuestro y en otras latitudes. No es casual el duelo que hay en Palestina, o en regiones de Guatemala. Pero también aposto en proyectos como petrocaribe, y dio impulso a la idea de un banco regional independiente. Con su muerte sin ninguna duda, asistimos a un parte aguas en el continente. Antes de Chávez y después de Chávez. La agenda que impulso continuará sin duda.

Finalmente, su condición de militar y su liderazgo en las fuerzas armadas de su país, nos enseño que los ejércitos pueden impulsar políticas de beneficio popular y no solamente ser utilizados por las oligarquías para la represión de sus propios pueblos.  Nos hará una falta enorme.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.