¡EL COMANDANTE SE QUEDA!

1322715166

Coordinación Central del Movimiento Caamañista-MC, República Dominicana

Los signos vitales de Hugo Rafael Chávez Frías, presidente de la República Bolivariana de Venezuela y líder de esta nueva oleada de cambios que recorre nuestra América, se apagaron en la tarde de este martes 5 de mayo del 2013.

No hay imagen capaz de resumir el orgullo de haberlo tenido entre nosotros/as en este periodo difícil pero promisorio para las fuerzas transformadoras latino-caribeñas; y no hay frase capaz de expresar el dolor de nuestros pueblos ante la infausta noticia de su fallecimiento físico.

Nos anima y nos devuelve la alegría, la trascendencia de su obra, de su siembra, de su inmensa contribución a la conciencia antiimperialista de su pueblo y de todos los pueblos de América y del mundo; de su intrépido y oportuno rescate de las luchas anticapitalistas y los ideales socialistas, temporalmente enterrados en la fosa neoliberal del capitalismo y del derrumbe del muro de Berlín; de su hermosa rebeldía cimarrona sintonizada con el espíritu indómito de nuestras pobrecías irredentas y nuestras soberanías patrias mancilladas.

Definitivamente, más allá del triste episodio de su muerte física, desenlace fatal de su batallar heroico y multifacético contra tenebrosas fuerzas imperiales, el Comandante Chávez se queda con nosotros/as; inspirando junto a los/as grandes héroes y heroínas de nuestra América este transcendente ciclo de lucha por la segunda independencia y el renacer de las revoluciones, las nuevas democracias y los nuevos procesos de inspiración socialistas.

El coronel Chávez, el comandante bolivariano, que como nuestro Francis Caamaño, supo casarse con la gloria en un despliegue ejemplar de antiimperialismo, sensibilidad humana y social, seguirá presente en esta pelea de alto vuelo.

Líder de esta ola revolucionaria de los pueblos, habrá de seguirla inspirando, ayudándonos a enfrentar sus nuevos retos, muchos de los cuales se relacionan estrechamente con sus mas recientes reflexiones acerca de cómo en medio de esta estremecedora crisis del capitalismo mundial profundizar la ruta anticapitalista y pro-socialista de la revolución bolivariana, en estrecha relación con el proyecto de Patria Grande liberada y Humanidad emancipada.

Su siembra habrá de fructificar en grande en el duro batallar que nos espera. Confiamos en las energías de la fuerza acumulada para vencer todos los obstáculos. Nuestro Chávez se queda. ¡Hasta la victoria siempre!

Anuncios
Imagen | Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.