¡Venga con Dios, Profeta Chávez!

Padre Luis Barrios

Pastores/as por la Paz

Un agradecimiento al pueblo Venezolano, por darnos  a un Profeta Chávez

Que se murió Chávez!  No, que va, esa son mentiras del diablo. El canta-autor Venezolano Alí Primera me dijo que quienes mueren por la vida no pueden llamarse muertos. Y además Manuel del Cabral, un gran escritor Dominicano, me dijo que hay muertos que van subiendo mientras más su ataúd baja. Permítanme expresarlo de esta manera en un lenguaje metafórico. Si es posible que yo toque a la puerta porque quiero salir, no porque quiera entrar, entonces yo puedo morirme no porque quiero irme, sino más bien porque quiero regresar o quiero quedarme. De aquí el que siga repitiendo deleitosamente que lo que se quiere nunca muere, por lo tanto, te invito a que sigamos pregonando a los cuatro vientos; Chávez vive, y la lucha sigue. Es por esto que en medio de estas transformaciones físicas no puedo decir, vaya con Dios, sino más bien, venga con Dios, Profeta Chávez.

Como tenemos claro que la lucha sigue entonces debemos de tener mucho más claro también el contra qué estamos luchando, contra quien estamos luchando, el por qué estamos luchando y más importante, como es que vamos a constituir esta lucha. En el transcurso de reflexionar sobre estas inquietudes me pareció importante realizarlo desde la perspectiva de Chaves como Profeta, esa tarea que se caracteriza por identificar problemas, denunciar problemas y más importante, hacer algo para eliminar los problemas. Esto sin restarle importancia al Chávez Comandante o al Chávez Presidente. Y además, por cuanto Chávez vive y la lucha sigue, tengo la obligación de escribir esta reflexión en presente. Pero antes que nada hagamos un pequeño ejercicio de aclaraciones.
constitucion-bolivariana”

Dos disparates quiero aclarar. Primeramente, en Venezuela, un país democrático, existe una muy buena Constitución de pueblo, la cual establece que el Vice Presidente actual, Nicolás Maduro, es el nuevo Presidente de Venezuela. ¡Mil felicidades compañero! Este a su vez tiene una obligación constitucional de comenzar el proceso para celebrar nuevas elecciones en donde el pueblo escoja su nuevo presidente. En esto es que se está trabajando en Venezuela en este momento. Por lo tanto, que quede claro, Chávez no eligió a su sucesor, sino más bien que endosó la candidatura de Maduro como una persona capaz de darle seguimiento al proyecto de liberación bolivariano. El pueblo de Venezuela elegirá al nuevo Presidente.

El segundo disparate lo es el tratar de hacer creer que el pueblo de Venezuela es la oposición contra el Chavismo.  La oposición en este momento -sin restarle importancia a una disidencia seria que existe dentro del país- contra el Chavismo lo sigue siendo quienes dejaron de beneficiarse de las riquezas venezolanas: el gobierno de Estados Unidos, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio. Como estas instituciones trabajan desde la invisibilidad, ponen de frente a la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés) quienes establecen unas alianzas de conveniencias con la oligarquía nacional venezolana -quien también se vio afectada por el Chavismo- e identifican a alguna marioneta política, como lo es en esta ocasión Henrique Capriles, quien de ganar retornaría a Venezuela al colonialismo neoliberal estadounidense de un gobierno de la gente rica para la gente rica. De aquí el financiamiento de las campañas políticas de quienes quieran llamarse oposición en Venezuela y el continuo terrorismo mediático contra el Chavismo. Capriles  fue quien perdió frente a Chávez el pasado mes de octubre cuando se celebraron las elecciones presidenciales y ya dio comienzo a su campaña presidencial contra Nicolás Maduro.  No es un secreto, esta verdadera oposición venezolana está desesperada por retornar a  gobernar el país. Su arma más poderosa sigue siendo la desinformación y la mentira. Tienen dinero, mecanismos y tiempo para joder.  Muy bien con los aclarados, ahora veamos la teología de la liberación chavista y sus desafíos.

Teología de liberación Chavista y sus desafíos

Sin temor a equivocarme yo me atrevería a decir que Chávez sigue siendo el gobernante más místico de América Latina, el revolucionario más piadoso y el teólogo de la liberación más político. ¿En qué se destaca esta teología de liberación?

Consciente o inconsciente la teología de liberación Chavista toma seriamente las herramientas de análisis critico del materialismo histórico ignorando a su vez, consciente o inconsciente, el materialismo filosófico que se empeña en no creer en la experiencia liberadora  de la  Diosa subversiva. Chávez siempre ha sido creyente en Dios y para él esta es una fuerza de inspiración. Ahora bien, su teísmo, al no ser dogmático sino democrático y lleno de amor, construyó el espacio para trabajar por la justicia con aquellas personas que son ateas.

La teología de liberación Chavista surge dentro del contexto de la ética solidaria con dos propósitos: resistir y producir alternativas. Esto es, resistir la sociedad neoliberal y las propuestas de globalización de la desesperanza. Pero a la misma vez producir alternativas que puedan desmantelar el proyecto del modelo neoliberal y a la misma vez construir una propuesta de sociedad democrática participativa. Esta teología es preocupadora con las realidades que el pueblo está viviendo, por lo tanto no es indiferente ni mucho menos se hace la desentendida como tiende a ser la realidad de la teología tiránica del capitalismo. Por eso produce alternativas y lo podemos ver dentro de este contexto: La única preocupación del capitalismo es la producción y acumulación de dinero. Para combatir esta penosa y dolorosa realidad que nos señala la Biblia en I Timoteo 6:10 cuando nos dice que el amor al dinero es  la raíz de todos los males, por obligación hay que producir una teología de la liberación que sea anticapitalista.

Es por esto que esta teología de la liberación Chavista en su momento histórico produce las resistencias anticapitalistas de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA),  y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), entre otras. Es aquí con estas resistencias que la teología de liberación Chavista vuelve a rescatar las palabras de nuestro hermano y compañero Jesús cuando nos dice: Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia. No es para que tenga muerte, sino mas bien vida y en abundancia. Pero para que esto sea real hay que garantizar unas realidades democráticas como lo son el poder tener algo para comer, tener acceso a servicios médicos tener un hogar, etc. Esta manera de reorganizar a América Latina fuera del imperialismo y capitalismo provocó mucho coraje por parte de Washington. Esto por supuesto porque esta teología de liberación Chavista produce una praxis por un lado de demandar una redistribución de las riquezas Latinoamericanas en donde las mismas se queden en nuestros países para ser distribuidos al pueblo y por otro lado, una integración regional en donde quede fuera el anexionismo, colonialismo e imperialismo de Estados Unidos.
Esta teología de liberación Chavista sigue combatiendo el totalitarismo de mercado y capitalismo, promoviendo socialismos para el Siglo XXI.  La misma hace realidad lo que la Biblia nos dice en el libro de Hechos Todas las personas que creían permanecían unidas  y tenían todas las cosas en común; vendían todas sus propiedades y sus bienes y los compartían con todos/as, según la necesidad de cada uno/a.Esta distribución por necesidad es la espina dorsal de esta teología de liberación Chavista. Pero a la misma vez se demanda que cada a país produzca un socialismo relevante y reverente que dentro de sus contextos políticos y económicos a la misma vez incluye lo social, religioso e ideológico. Laspolíticas sociales, particularmente en las áreas de educación, salud, vivienda e infraestructuras en Venezuela pueden testificar de los adelantos que se han logrado a través de la teología de liberación Chavista.

En esta praxis socio-teológica esta teología de liberación Chavista lo primero que hace es luchar contra la exclusión. Me parece necesario recordar que Chávez siempre se ha identificado como feminista, por lo tanto esta teología de liberación viene asimismo con la intención de destruir dos demonios ideológicos arraigados en la cultura Venezolana en particular y Latinoamericana en general: la supremacía masculina y la subordinacion de la mujer.  Es por esto que la Constitución bolivariana de 1999, en su artículo 88, establece que“el Estado reconocerá el trabajo del hogar como actividad económica que crea valor agregado y produce riqueza y bienestar social”. Esto dio la oportunidad de reconocer, valorar y remunerar el trabajo de las compañeras y hermanas que el patriarcalismo ha querido mantener invisible, restándole importancia. De aquí el que por primera vez en Venezuela una Constitución ofrece a la mujer el derecho a tener seguridad social y un salario mínimo. Para eso son la imagen de Dios.

El proyecto de inclusión en la teología de liberación Chavista ha estado marcado con la preocupación de etnias, razas, multiculturalidad, género y orientación sexual. Digo preocupación porque todavía hay mucho camino por recorrer. O sea, que no estoy diciendo en ningún momento que ya se resolvieron todos estos asuntos de exclusión. De aquí la necesidad de seguir desmantelando estructuras e instituciones dentro de Venezuela que promueven los pecados del sexismo, racismo, etnocentrismo, heterosexismo, cristocentrismo, adultocentrismo, xenofobia, etc. La praxis de la teología de liberación Chavista es una manera de poder lograrlo. Me parece importante aclarar en este asunto que el cimiento de esta teología de inclusión es el de una Venezuela donde quepan todas las personas. Ahora bien y que quede claro, en esta ética solidaria la oligarquía venezolana, las jerarquías de las Iglesias, las copulas militares, y el gobierno de Estados Unidos se excluyeron por sí mismo. Su mentalidad de clase y racista, en particular, hace realidad lo que la Biblia nos dice: La persona impía huye sin que nadie le persiga
Entre otras cosas la teología de liberación Chavista, contraria a la teología de opresión de la oposición Venezolana, no es antihistórica. De aquí la necesidad de recordar la penosa realidad que Venezuela antes de Chávez jugó un papel determinante en promover, proteger y justificar las políticas externas del gobierno de Estados Unidos en la región Latinoamericana. Los gobiernos anteriores funcionaron como muchachitos de mandados e informadores para producir alcahueterías políticas muy en particular para Centro América y el Caribe. Y por supuesto, es necesario nombrar el papel sucio que estos gobiernos de Venezuela desempeñaron

en contra de la revolución Cubana durante muchos años. La expulsión de Cuba de la Organización de Estados Americanos (OEA) en el año 1961 es solo una muestra del papel escabroso de Venezuela por congraciarse con Washington. Hay que sumarle a esto el papel indecente que jugó Venezuela en el proceso de desarmar las guerrillas de El Salvador y de Guatemala donde todo se hizo para desaparecerles y garantizarle a Washington una tranquilidad política para sus intervenciones económicas en el hemisferio. Me parece que para muestra un botón nos basta.

Sin embargo, con la llegada de Chávez a la presidencia de Venezuela todo cambia. Estados Unidos y la oligarquía Venezolana pierden la hegemonía que tenían sobre el petróleo Venezolano. De aquí en adelante en vez de beneficiar a un grupito de gente rica el petróleo comenzó a beneficiar con una política de amor solidario a los sectores más empobrecidos dentro y fuera de Venezuela. De eso somos testigos aquí en Estados Unidos en donde esta política de amor solidario de la teología de la liberación Chavista creó un proyecto para enviar petróleo para la calefacción en comunidades pobres a través  CITGO -una empresa petrolera venezolana- y el organismo no gubernamental Esta práctica solidaria, contraria a las políticas intervencionistas del gobierno de Estados Unidos y la no inversión social,  hace realidad la narrativa Bíblica en la que el hermano y compañero Jesús nos dice: Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;  estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.

Es aquí en donde la teología de liberación Chavista ha jugado un papel importantísimo en fiscalizar y condenar las políticas del terrorismo de estado de Washington por un lado al invadir a Irak y Afganistán y por otro lado cuando busca justificar e ocultar las políticas genocidas del gobierno de Israel contra el pueblo de Palestina. Este terrorismo político que la teología de liberación Chavista ha condenado incluye asimismo el Golpe de Estado contra el mismo en Venezuela (2002); Golpe de Estado contra Manuel Zelaya en Honduras (2009); Intento de Golpe de Estado contra Rafael Correa en Ecuador (2010); Intentos de Golpe de Estado contra Evo Morales en Bolivia (2008-2012); y el Golpe de Estado contra Fernando Lugo en Paraguay (2012). Podemos sumarle el escándalo de la construcción de siete bases militares en Colombia y  la continua colonización de Puerto Rico.

Curiosamente, la teología de liberación de Jesús se desarrolló dentro del contexto de luchar contra el Imperio Romano, las oligarquías nacionales y el liderato religioso que vive de espaldas al pueblo. Por esto lo eliminaron un viernes, pero él les resucitó un domingo. Un paralelo con la teología de liberación Chavista es que su lucha ha sido contra el Imperio de Estados Unidos, las oligarquías nacionales y el liderato religioso, un viernes le dieron un golpe de estado y el domingo resucitó y retornó triunfante. De aquí su empeño de condenar con esa resistencia a las políticas neoliberales y de la globalización de mercado y a la misma vez producir alternativas que demuestran que es posible construir el paraíso aquí en la tierra, ofreciendo al pueblo liberación. Es por esto que la teología de liberación Chavista entre otras cosas salió a organizar la espiritualidad emancipadora del pueblo. Esto para combatir enérgicamente lo que nuestro Simón Bolívar nos sigue diciendo: Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad
¿Qué es entonces lo que tanto molesta de la teología de liberación Chavista? Por un lado que Chávez no le aguanta pendejerías a nadie y esto incluye al gobierno del imperio “más poderoso del mundo”; Estados Unidos. Por otro lado esta teología como ya vimos mantiene una posición vertical contra el imperialismo e intervencionismo por parte del gobierno de Estados Unidos en América Latina. Y duele también que esta teología de liberación Chavista siga siendo completamente anticapitalista.

De aquí la campaña mediática por medios de comunicación financiados por la derecha para lograr por un lado individualizar este movimiento y decir que es solo un hombre y no una revolución de pueblo. Y por otro lado estos medios de comunicación a través del terrorismo mediático buscan patologizar (decir que está loco), demonizar (decir que tiene demonios) y criminalizar (decir que es un terrorista y dictador) a Chávez. Esto por supuesto con la intención de quitarle credibilidad. Tengo buenas noticias para el pueblo: No lo lograron y no lo lograrán jamás.

Hay que reconocer que estamos luchando contra algo poderoso y el Apóstol Pablo lo describe muy bien: Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Esto es manifestado a través de gente maligna que solo piensan en la avaricia, egoísmo, mezquindad y la envidia. De esto se nutre el colonialismo, imperialismo, capitalismo, racismo, sexismo, heterosexismo, etc.  De aquí la necesidad de seguir trabajando en esta teología de liberación Chavista. No podemos descuidar de ninguna manera esa fe subversiva que siempre ha caracterizado al Profeta Chávez y a la cual la Biblia resume de la siguiente manera: Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. O sea, la fe de Chávez tiene muchas obras y estas hablan por sí solas.

Mientras tanto sigamos pregonando; ¡Chávez vive y la lucha sigue!

En el amor solidario, el sacramento más importante. ¡Venga con nuestra Diosa,  Profeta Chávez! Usted sí que es un verdadero Profeta. Aquí tiene mi bendición, deme usted la suya.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.