JORNADA ANTI-IMPERIALISTA

Venezuela y las luchas emancipadoras en el Continente

374259_10200677782441273_566721328_n

Maracay 23 de Mayo 2013

América Latina y el Caribe despiertan con descomunal fuerza, abriéndose paso en el nuevo Siglo, transformada en escenario de un gran torrente de las luchas emancipadoras y antiimperialistas en el mundo.

No es solo Venezuela, no es Bolivia, no es Ecuador, no es Nicaragua… es un Continente completo el que busca con nuevos bríos zafarse de los restos del colonialismo, del neocolonialismo y de la recolonización neoliberal que lo apartaron del camino de la independencia iniciado hace más de 200 años: un hermoso sueño naufragado en la ambición de los oligopolios locales y del naciente imperialismo estadounidense, que supieron adueñarse por la traición y la fuerza de lo que con sangre y sacrificio nuestros pueblos y sus luchas emancipadoras habían alcanzado efímeramente.

• Venezuela: pionera de la nueva oleada y blanco de la contra-revolución.

La Venezuela de Bolívar y Chávez ha representado la bujía y la luz inspiradora de un camino desbrozado recientemente por la fuerza de un pueblo, que desde su nueva y original rebeldía cívico- militar, entendió que en un continente bajo dominación imperial no era posible recuperar su independencia y alcanzar su libertad plena sin unir voluntades con las demás naciones oprimidas, camino a la Patria Grande liberada y al socialismo redentor y en medio de la pertinaces y perversas agresiones imperialistas encabezadas por el Norte revuelto y brutal que nos explota y saquea.

La Venezuela de Chávez -esa que se abraza a Bolívar, Manuelita Saez, Martí, O’higgins, San Martín, Zapata, Sandino, Betances, Duarte, el Che, Caamaño y Fidel- ha sido dínamo y factor solidario de una trascendente y profunda oleada transformadora, lo que los pérfidos enemigos de nuestros pueblos no perdonan; confabulándose entre sí para generar fascismo, contrarrevolución interna e imperial, intervención pentagónica y guerra.

La Venezuela revolucionaria, que sobrevive con gallardía como avanzada del proceso emancipador de nuestra América al delicado impacto de la dolorosa muerte inducida del comandante Chávez y que promete lealtad a su valioso legado, está por esa noble razón sometida a un nuevo, agresivo y peligroso plan desestabilizador de factura imperial.

Ese plan contrarrevolucionario, que asume el desconocimiento de los resultados electorales desfavorables a las derechas, que niega la legitimidad probada y mundialmente reconocida del nuevo gobierno del PSUV y el Polo Patriótico, que procura subvertir las instituciones vigentes, merece un rechazo categórico e inequívoco de nuestros pueblos.

Ese plan desestabilizador, que se despliega desde la extrema derecha venezolana y desde WASHINGTON –acompañado de los trajines paramilitares y conspirativos, de las declaraciones incitadoras del presidente Obama y sus asesores, del contubernio con las fuerzas del guerrerismo colombiano, de las incitaciones del neo-fascismo a cargo de la lumpen-burguesía- exhibe ya con desenfado el rostro genocida y criminal de la subversión antidemocrática, de la agresión violenta y la amenaza de guerra; lo que amerita un persistente concierto de movilización interna y de solidaridad mundial, hasta derrotar políticamente esos funestos designios.

• Alto al retroceso continental al tiempo profundizar los cambios.

Ese plan evidentemente trasciende las fronteras venezolanas y está presente y activo contra todos los países del ALBA y contra todo el proceso hacia la segunda independencia continental; caminando parejo a otros similares en Asia, África, Medio Oriente y Europa.

Pero no vamos a permitir retrocesos. Contribuiremos a derrotar la CONTRA portadora de guerra y la sumisión, donde quiera que levante cabeza; desplegando nuestra solidaridad latino-caribeña para con las luchas de los pueblos palestino, sirio, libio iraquí, iraní kurdo, afgano, vasco, griego, español, italiano, norafricanos…

Aquilatamos con espíritu esperanzador cuanto hemos avanzado en nuestra América desde aquellos días en que el ALCA pretendía una vez más administrar como propias nuestras riquezas y dirigir desde la OEA, el FMI, el BM, el Pentágono y la CIA…los destinos de nuestros pueblos.

La constitución del ALBA, PETROCARIBE, MERCOSUR, UNASUR, y más recientemente la CELAC, han marcado una nueva ruta a transitar, que defenderemos sin importar sacrificios. El pacto de defensa mutua entre Cuba y Venezuela es un aporte cualitativo a resistencia contra la agresión imperialista y a la ofensiva liberadora de los pueblos de a región.

Valoramos positivamente y asumimos sin vacilaciones la defensa de los procesos en que los cambios revolucionarios, las reformas sociales avanzadas y la recuperación de la soberanía, se combinan, convergen o marchan paralelos, procurando derrotar definitivamente el neoliberalismo y abriéndole las compuertas a cambios sociales, políticos y culturales más profundos.

Sabemos por experiencia que para consolidar y profundizar estos cambios -sobre todo en medio de esta dura confrontación entre reforma y contra-reforma y entre revolución y contra-revolución- no bastan las victorias electorales, sino que es imprescindible movilizar de la manera más diversa y contundente las fuerzas patrióticas y emancipadoras en cada país y en todo el continente. Solo así puede defenderse lo conquistado y radicalizar las transformaciones, y esto es absolutamente cierto en un continente permanentemente asediado por un imperialismo asociado a lo peor de estas latitudes y empecinado en contener su decadencia con el uso de la fuerza.

De ese intenso y multiforme batallar deben brotar las energías y los consensos multitudinarios, que al tiempo de profundizar todos los procesos de cambio y ampliar los niveles de resistencia antiimperialista a escala nacional y continental, estimulen nuevos avances hacia la construcción de una sociedad de nuevo tipo que supere los estancamientos y las vulnerabilidades de estos accidentados procesos y posibiliten defender lo conquistado, impedir la marcha atrás y garantizar la irreversibilidad a través de la renovación continua del apoyo y la participación popular.

Asumiendo, hoy más que nunca, nuestro papel y nuestra responsabilidad en las luchas continentales, de frente a los nuevos embates contra Venezuela de parte del imperialismo estadounidense y de sus despreciables socios locales , denunciando sus maniobras contra la unidad de los pueblos latino-caribeños y asumiendo la lucha por la Paz Continental, convocamos a partir de este 23 de Mayo a todas los/as revolucionarias/as a participar activamente en esta Jornada Anti-imperialista, aunando fuerza e inteligencia para desde la crítica contundente a este mundo capitalista en crisis mayor y siempre desde la lucha consecuente por la liberación de los pueblos, enfrentar al gran enemigo de los pueblos de América y del mundo.

¡Ni un paso atrás, hacia adelante siempre!

UNIDAD, UNIDAD, UNIDAD…DEBE SER NUESTRA DIVISA!
CON CHAVEZ EN LA MEMORIA, LOS PUEBLOS A LA VICTORIA!

Radio Girardot de Maracay
Presidencia de la Cámara del Consejo Municipal de Girardot, Maracay.
Frente de Trabajadores Alfredo Maneiro, Maracay.
Movimiento Continental Bolivariano-MCB.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.